LAGERS Y ALES, dos portales en el mundo de la cerveza

Al momento de abrir la puerta de ingreso al mundo de la cerveza podemos ver inmediatamente dos puertas que nos llevan a diferentes mundos, el mundo Lager y el mundo Ale.

Desde nuestros orígenes incursionamos en el planeta Lager, en parte por nuestra descendencia Centro Europea que marca todo el Valle de Calamuchita y La Cumbrecita y también porque nos gusta tomar riesgos nos gusta innovar, dado que el mercado de las lagers es uno de esos poco desarrollados en Argentina y en el mundo de las artesanales, dado el tiempo que implica hacer una lager, mucho mayor que lo que lleva una Ale.

Hasta ahora todo claro… pero ¿qué diferencia una Lager de una Ale?

  • Origen: La cerveza lager data del siglo XIX donde los cerveceros bávaros utilizaban cuevas o sótanos para fermentar sus cervezas a baja temperatura y en largos períodos de tiempo. Es por esto que actualmente las zonas donde encontramos Lagers es mayoritariamente la zona central de Europa con referentes máximos como Alemania y República Checa. Las ales por lo contrario son mucho más antiguas y se remontan a tiempos medievales donde eran junto al pan, una importante fuente de nutrición; cervezas del tipo Ale con mucho más comunes y pueden encontrarse en casi todos los lugares del mundo siendo los principales referentes países como Inglaterra y Bélgica.
  • Ingredientes: Los ingredientes son los mismos, si hablamos de cervezas de alta calidad tanto las Ales como las lagers llevan agua, lúpulo, cebada malteada y levadura.
  • Levaduras: Acá está el origen de la diferencia. Las ales llevan levaduras de fermentación alta y fermentan a temperaturas mayores (15 a 25° C) y en la zona alta de los fermentadores, mientras que las lagers, con levaduras de fermentación baja lo hacen a temperaturas menores (10 a 15ªC) y en la zona baja del fermentador.
  • Tiempos: Las lagers requieren de más paciencia; mientras que las Ales en 10 días están listas, las lagers pueden tomar 18 o 20 dependiendo del estilo. En este punto aplicamo la filosofía gastronómica que dice que quien sabe comer sabe esperar, en nuestro caso sería quien sabe beber sabe esperar que las levaduras hagan su magia en un ambiente especialmente preparado para ellas.
  • Color: Las Ales generalmente tienen tonos oscuros, partiendo de un cobrizo claro hasta el marrón oscuro; las Lagers son más abarcativas en cuanto a colores cubriendo desde los dorados bien claros hasta tonos muy oscuros. Respecto a la turbidez en ambos casos esto depende del tiempo de maduración y de si se realizó o no un proceso de filtrado.
  • Tomabilidad: Las lagers suelen ser cervezas más ligeras lo que no implica que sean menos intensas; esto les da una gran tomabilidad. Las levaduras usadas y el proceso de fermentación a baja temperatura hacen que las lagers sean sedosas, elegantes y muy limpias en boca.

Si bien en Peñón nos especializamos en estilos de tipo lager por sus bondades, estamos siempre abiertos a experimentar y descubrir nuevas cosas, motivo por el cual a nuestra amplia selección de Lagers (Honigbier, Oktoberfest, Schwarzbier, Oktoberfest, Bock, Doppelbok, Hefeweizen, Waldbier, American Amber Lager, etc) se suman algunas Ales (Cacao Ipa y la novedosa Algarroba Brown Ale) y la reina híbrida Kolsch que usa levaduras Ale pero temperaturas de fermentación de una lager.

Los esperamos en nuestros bares Peñón Cervecería y en los bares multimarca para que vivan la experiencia Peñón.

#BuscaElAguila.

Comments are closed.